Nosotros

 

A cada uno le pone contento una cosa, a nosotros (a José Barrio y Toni Torrecillas), los platos, las tazas, las fuentes. De ahí nuestras paradas en todos los viajes a comprar cualquier tipo de cacharros, siempre desparejados, de esos que te dejan con la boca abierta y si son artesanales, más nos encaprichamos. Y así, en una aventura en coche recorriendo Portugal y, lógicamente, haciendo paradas en las aldeas para preguntar dónde había talleres ( no hablamos portugués, pero con los signos nos apañamos) comenzamos a barruntar la idea de montar una tienda dedicada a la cerámica. Allí, en el país vecino, tuvimos la epifanía empresarial. Exactamente cuando los alfareros nos vendieron al peso de todo, pero de todo: vajillas, maceteros, jarras, fuentes, bandejas y demás adornos que iban de lo tradicional a lo más contemporáneo y siempre por kl… Esa tradición nos dejó un come come que nos llevó a que una mañana con resaca nos lanzásemos a convertirnos en empresarios. Aviso; una resaca siempre es muy buena consejera, porque si en ese estado te apetece emprender una aventura laboral, es que es un buen plan. Asdí que decidimos darle un twist y adaptarlo a nuestro criterio y así, un 14 de octubre de 2017 sin dormir abrimos La Oficial, cerámica al peso.

El nombre es un homenaje a los oficios, a todos esos que están en peligro y que tanto nos gustan, nuestras familias vienen de pueblos y todo lo que conservamos está hecho por una persona con nombres y apellidos. Nosotros nos sabemos todos los nombres de los artesanos a los que compramos, y eso nos reconforta. Sobre todo a la hora de seleccionar las piezas de una tiendita, que escogemos con un criterio, nada científico pero que nos gusta y funciona: compraos sólo aquello que nos pone contentos. Estar de buen humor, es algo muy muy serio.